¿Debería el endurecimiento de Karateka ser parte del entrenamiento?

El endurecimiento de Karateka:


El endurecimiento de Karateka ¿es necesariamente útil para la efectividad del combate? Cómo hacer endurecimiento sin riesgo de lesiones graves? Probablemente hayas visto una demostración de ladrillos rotos o incluso una superficie más dura. Los monjes del Templo Shaolin son famosos por sus asombrosas actuaciones que parecen retrasar cada vez los límites del cuerpo humano. Más allá del aspecto impresionante y espectacular que puede tomar este tipo de demostración, existe sobre todo una utilidad puramente marcial en el endurecimiento que requiere un entrenamiento específico.

Estrés de competición: no lo evites, aprende a gestionarlo


El mundo de la competición engloba una serie de aspectos que lo hacen muy atractivo y al mismo tiempo estresante.
Un error te puede dejar fuera de la competición y es normal y positivo experimentar cierto estrés. Pero, cuando este sobrepasa ciertos límites, puede jugar en nuestra contra y afectar a nuestro rendimiento. Por eso, el estrés de competición no hay que evitarlo, sino aprender a gestionarlo.

Un buen líder es un buen maestro: 16 formas para lograrlo

En una economía llena de sorpresas y de incertidumbre, para ser un líder efectivo se necesita ser un buen maestro. ¿Pero cómo se puede liderar y enseñar al mismo tiempo? ¿Cuáles son sus estudiantes más importantes?


George Bernard Shaw no pudo estar más equivocado cuando acuñó la famosa máxima: “Aquel que puede, hace. Aquel que no puede, enseña”. En una economía de rápido movimiento que se maneja por las ideas, una parte esencial de ser un líder es ser un buen maestro.

¿De qué otra manera puede alguien persuadir a todos los miembros de una organización – ya sean 50 o 50 mil empleados – para que se muevan en la misma dirección? ¿De qué forma se puede focalizar al equipo de trabajo y persuadirlos de una estrategia de reducción de tamaño de la empresa cuando la economía se estremece? ¿De que forma se puede asegurar que las personas de todos los niveles entienden las prioridades de cada momento? ¿Cómo se pueden desarrollar los lideres del mañana?

Los beneficios del Karate infantil

Razones para practicar Karate desde la infancia


El Karate es una de las artes marciales más antigua, cuyo origen se remonta a la isla de Okinawa. La palabra Karate significa, literalmente, camino de las manos vacías, ya que sus practicantes no utilizan armas para la lucha, tan solo sus propias manos y pies.

Sus técnicas se basan en la gran tradición filosófica y espiritual del Bushido, que busca la armonía espiritual y física, mediante un entrenamiento muy riguroso. Sin embargo, también incluye principios del budismo zen y del sintoísmo. De hecho, se trata de un entrenamiento muy completo porque demanda mucha disciplina, coordinación, agilidad y habilidad mental.

Además, al contrario de lo que la mayoría de las personas piensa, el Karate no es un entrenamiento competitivo ni agresivo pues en realidad lo que busca es la superación personal, estimula a la persona a ir más allá de sus propias limitaciones y alcanzar sus metas. Por supuesto, también es un método de defensa personal, desarrolla los reflejos, la flexibilidad y las habilidades físicas, ayudando a combatir los malos hábitos y la obesidad.

El Control de la Atención en el Entrenamiento de Karate-do

Qué es la atención.

Todos los animales viven en un entorno que les provee los diferentes estímulos, algunos de ellos necesarios para la supervivencia y otros que no lo son tanto. Los organismos deben por lo tanto seleccionar a aquellos estímulos que son importantes en una situación determinada, y bloquear los estímulos irrelevantes. Este proceso se denomina atención, y es una función biológica muy básica. De esta manera la atención es una especie de filtro que deja pasar solamente ciertos estímulos, y a la vez actúa como un lente magnificador, realizando más de lo normal aquellos estímulos que son atendidos.


Sin embargo, la atención es también un proceso dinámico. Normalmente nosotros oscilamos entre distintos estados atencionales. Habiendo condiciones en que enfocamos la atención en algún objeto determinado (esto ocurre cuando nos concentramos con alguna tarea), y otras en que nuestra atención “divaga” por el espacio y nos permite una percepción global del entorno. Un claro ejemplo es cuando manejamos: La mayor parte del tiempo mantenemos la atención fija en el camino, pero ocasionalmente miramos a los espejos y alrededor nuestro para enterarnos de los autos que nos acompañan. Lo importante es que el balance adecuado entre estos estados nos permite una conducta apropiada, en este caso, conducir sin chocar ni salirnos del camino.